#FREEYUYEE || "La honestidad es un concepto integral que impide serlo en unas circunstancias y no en otras". || Bienvenidos a este blog NO OFICIAL sobre CaixaBank S.A. || "La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa". Albert Einstein

"Estamos creando una tropa de trabajadores pobres"

A mediados de éste mes de julio tuvo lugar la entrevista de Pepa Bueno a Juan Rosell en el programa "Chester", de la cadena Cuatro. Cabe destacar que el Sr. Rosell no sólo es el presidente de la CEOE sino que también es en la actualidad consejero de CaixaBank S.A.

Ir a la noticia de "Cuatro"

La ciudadanía se ha hecho eco de varias de las declaraciones del presidente de la CEOE, siendo una de las principales "quien tiene un contrato indefinido es un privilegiado". Por desgracia, guste o no, no podemos quitarle parte de razón, aunque no compartimos la intencionalidad con la que realiza esa afirmación. La precariedad de empleo y el nivel de paro que existe en nuestro país, han llevado a que el calificativo de "mileurista" haya pasado de tener una connotación peyorativa a tratarse prácticamente de un elogio o una meta. En nuestra opinión, esto es muy grave puesto que ya no se trata de que aquellos que no encuentren trabajo tengan pocas perspectivas de encontrarlo, sino que aquellos que lo tienen cada vez lo desempeñan en peores condiciones.

Sin embargo, en lugar de reforzar los contratos indefinidos o buscar fórmulas que promuevan unas condiciones laborales dignas, parece que el presidente de la CEOE pretende buscar la igualdad entre los trabajadores empeorando las condiciones de aquellos a los que llama "privilegiados", más que mejorando las de los que sufren un trabajo precario.

Ir a la noticia de "Público"

Eso sí, existe una dualidad de criterio puesto que, a la vez que se pide contención salarial, nadie suele criticar los incrementos salariales de los cuerpos directivos (que suelen efectuarse con menos repercusión mediática). Sirva ejemplo de ello la siguiente noticia y el post  "¿Autocensura o simple casualidad?".

Ir a la noticia de "Expansión"

Por eso, a nuestro parecer, una de la frases más reveladoras de la entrevista fue de Pepa Bueno, más que del Sr. Rosell, cuando, en respuesta al también consejero de CaixaBank, esgrimió un "estamos creando una tropa de trabajadores pobres". Y es que precisamente éste es el quid de la cuestión...

Una legión de trabajadores pobres, con salarios bajos y -en caso de ser posible- pocos derechos laborales, es un regalo para las empresas que buscan mano de obra barata. Da la sensación que más que la creación de empleo, en este país se esté buscando la proliferación de pseudoesclavos, sin que haya necesidad de marchar al extranjero a buscarlos. Sí, aquellos empleados que, aún con condiciones cada vez más precarias, prefieran tragar con lo que venga -legal o no- al saber que la única alternativa que tienen es la cola del paro. Y es que, además, este tipo de trabajadores también pueden resultar de gran interés para la Banca. ¿Por qué? Porque es el público objetivo ideal al que ofrecerle préstamos al 17,50% (Préstamo de Abono Inmediato de CaixaBank, por ejemplo) mientras que los depósitos a plazo fijo se remuneran prácticamente al 0%... y eso, el actual consejero de CaixaBank lo sabe perfectamente. Ese es el tipo de cliente que está destinado a pagar intereses, intereses y más intereses sin poder prácticamente amortizar deuda o a financiarse con una tarjeta de supuesto prestigio pagando intereses que pueden sobrepasar el 20% (Visa Gold de CaixaBank, por ejemplo)... y eso es un regalo bendito para las entidades financieras, a la vez que una forma de tener muy controlado al cliente de a pié.



Ir a la noticia de "El Economista"

Si realmente se quisiera reactivar el consumo y la actividad económica, quizás debería por lo menos valorar la posibilidad de bajar límites a los tipos de interés al que prestan el dinero ajeno las entidades financieras. De otro modo, teniendo especialmente en cuenta las ayudas que éstas ya han percibido, el prestar dinero caro, cuando para los bancos éste prácticamente es gratis, parece más bien un nuevo regalo para la banca. Y ya van muchos... En nuestra opinión es una cuestión de justicia social, aunque estas dos palabras prácticamente ya no tengan valor alguno.

No se trata sólo de que con trabajo precario supuestamente se cree crecimiento económico (a costa de una cada vez mayor fractura social), sino de que gracias a esto, unos pocos todavía se enriquecerán más a costa de la mayoría. Más que una cuestión de contención de costes salariales y otro tipo de medidas, nos encontramos ante una cuestión de construcción de modelo social. En ese sentido, resulta difícil encuadrar el "compromiso social" de CaixaBank, en las afirmaciones y propuestas de su consejero y también presidente de la CEOE. ¿O quizás debemos esperar una dualidad de discurso por parte del Sr.Rosell cuando se encuentra en calidad de una cosa u otra?

No obstante, ahora mismo, el trabajo precario interesa y mucho. Quizás interesa tanto que incluso parte de la judicatura está teniendo que denunciar presiones por parte de la CEOE por lo que a la aplicación de la Reforma Laboral del 2012 se refiere, ya que parece que las decisiones judiciales les entorpecen.

Ir a la noticia de "Telecinco"

Y es que, según parece, al organismo que preside el también consejero de CaixaBank, le preocupa el criterio que mantienen los juzgados de lo social e instancias superiores, alegando una cierta "inseguridad jurídica", lo que llama ciertamente la atención. En respuesta, Jueces para la Democracia fueron de lo más contundentes.

Ir a la noticia de "Infolibre"

Ciertamente, incluso aquellas empresas o entidades financieras que alegan tener valores o las mejores intenciones, están buscando abaratar los costes salariales de la plantilla -excepto los de los directivos, por supuesto- sea como sea. Como ejemplo, bastan comparar las condiciones laborales de "GDS Cusa" (Grupo "La Caixa") con las del resto de la plantilla de CaixaBank. Y es que ya no se trata de tener trabajadores de primera y de segunda sino también de llevar la externalización un paso más allá y poder subcontratar a otros proveedores de servicios financieros con los que poder negociar sin muchos límites y sin tener el menor reparo en las consecuencias sociales que este planteamiento conlleva.