#FREEYUYEE || "La honestidad es un concepto integral que impide serlo en unas circunstancias y no en otras". || Bienvenidos a este blog NO OFICIAL sobre CaixaBank S.A. || "La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa". Albert Einstein

La indefensión del empleado: Acuamed y CaixaBank

En diversos posts publicados en AcccionistasCaixaBank® hacemos referencia a las consecuencias que puede tener la indefensión del empleado para accionistas y clientes. En muchas ocasiones hemos comentado que ciertos escándalos financieros se acaban produciendo no porque nadie supiera lo que sucedía sino, más bien, porque aquellos empleados que conocían lo que sucedía prácticamente no podían denunciarlo.

No siendo el despido (como represalia) la única amenaza para el empleado profesional y responsable, hay otras fórmulas que una entidad financiera -por ejemplo- puede ejercer sin hacer tanto ruido. Tal y como explicamos detalladamente en los posts sobre la Movilidad Funcional, el cambio de puesto de trabajo (a uno de menor prestigio o valoración), incluyendo disminución de salario, así como la modificación del horario y lugar de trabajo  es una de las fórmulas escogidas por algunas Entidades -como CaixaBank- para "defenestrar" a un empleado que les resulte "incómodo". Esta opción es es mucho menos "ruidosa" que un despido puesto que -gracias a la complicidad de los sindicatos- difícilmente se deberá dar la más mínima explicación. Si el despido es un garrotazo que deja marcas, esta fórmula se asemejaría más bien a un golpe con una toalla mojada para no dejar huellas. El empleado defenestrado estará ahí para recordar al resto lo que les puede ocurrir si hacen realmente su trabajo y no miran hacia otro lado cuando algunos directivos lo consideren necesario. Bajo este escenario, hablar de derechos laborales muchas veces resulta absurdo.



Ir a la noticia de "Voz Pópuli"

A los largo de los últimos días, los medios de comunicación abren portadas con el caso Acuamed (Aguas de las Cuencas Mediterráneas S.A.); uno más de la multitud de casos de (supuesta) corrupción que asolan a nuestro país. La receta es la misma de siempre: sobornos y contratos amañados por doquier y descapitalización de empresas en beneficio del bolsillo de sus gestores.

Ir a la noticia de "El Economista"

Sin embargo, el caso de Acuamed evidencia un ingrediente que no debe pasarse por alto y que guarda relación directa con nuestro planteamiento: ciertos empleados "incómodos" fueron represaliados... y a estas alturas parece claro que eso no sólo supone consecuencias para los propios empleados implicados.

Ir a la noticia de "El País"

Ir a la noticia de "ABC"

La falta de protección del empleado en estos casos, por lo tanto, ya no afecta sólo al propio empleado-ciudadano, sino que también suele acabar afectando a clientes, accionistas y, en muchas ocasiones, a la ciudadanía en general (especialmente cuando se malversa dinero público). Hay que destacar que hay empresas u organismos que prefieren otras tácticas diferentes al despido para acallar a aquellos trabajadores que no miran para otro lado. Probablemente, a algunos les vendrá a la cabeza el caso de Ana Garrido, trabajadora del Ayuntamiento de Boadilla del Monte que denunció la trama Gürtel.

Ir a la noticia de "El Mundo" 

Podríamos enumerar a muchos. Probablemente nunca acabaríamos de nombrarlos en un país en el que con demasiadas veces admitimos como "normal" el despido o arrinconamiento de empleados por hacer precisamente aquello que se les pide oficialmente que hagan. Otro caso famoso es el del periodista Jesús Cintora.

Ir a la noticia de "El Confidencial"


Cabe destacar la irrelevancia de que una compañía publique un Código Ético estricto o un Código de Buenas Prácticas ejemplar. Las palabras "decir" y "hacer" tienen significados completamente diferentes. En el caso de Acuamed, se hace referencia a la "Transparencia y Compromiso". ¿Garantiza realmente eso algo? Bankia también tiene su Código Ético y de Conducta, sin que ello evitara el tener que ser rescatada, el escándalo de su salida a bolsa y el de las famosas "tarjetas black". ¿De verdad alguien cree que nadie sabía lo que ocurría? ¿Creen que los empleados podían denunciarlo sin asumir un alto riesgo?

Ver el vídeo de "Cuatro.com"

Por todo lo anterior, uno no debe esperar mucho de los profundos "valores" de CaixaBank o de su estricto Código Ético. Especialmente cuando esta Entidad se beneficia de la opacidad y permisibilidad para fulminar la carrera de un empleado sin ofrecer la más mínima explicación, por flagrante que esto pudiera resultar. Es más, la transparencia de la que tanto alardea públicamente esta Entidad brilla por su ausencia en casos como en los que se suspende de empleo a un trabajador durante más de dos meses (el límite establecido en el convenio son 10 días) y sin abrirle ni tan sólo expediente disciplinario alguno, especialmente cuando ello requeriría una mínima explicación y le otorgaría al empleado la posibilidad de defensa. Está claro que uno no puede defenderse ante nada si no se le dice de qué se le acusa.



Desde AccionistasCaixaBank® no nos escondemos e incidiremos una y otra vez en este aspecto. Sin que sirva de excusa para justificar prácticas inaceptables por ciertos empleados, es importante entender mejor el "porqué" de ciertos escándalos o de lo difícil que resulta luchar eficazmente contra la mala praxis bancaria. Para comprender ciertos sucesos es importante tomar consciencia de lo condicionado que está un empleado del ámbito financiero y, en concreto, lo difícil que puede llegar a ser el ejercer dignamente la banca en una Entidad como CaixaBank S.A. 

Las diferencias percibidas entre aquello que se predica y aquello que se hace realmente deben ser un aviso a navegantes. En este sentido, en este blog estamos enumerando ya demasiadas "incoherencias" en el ámbito del grupo financiero "La Caixa" que deberían ser dignas de estudio.